logo


© 10/5/2019 Revive Israel Ministries

Heredando Sión

Yoni Koski

map

Heredar Sión es quizás la mayor controversia del mundo, ¡después del asunto de que Yeshúa sea Dios! La palabra “Sión” se refiere a Jerusalén, pero también se utiliza para describir toda la tierra de Israel. Un tema central del sionismo es la fidelidad de Dios a sus promesas del pacto con Israel. 

Por lo tanto, ¿cuán grande es Sión, a quien le pertenece y como debería conquistarse la tierra?

Según  Génesis 15:18-21, la tierra que fue pactada con los descendientes de Abraham se extendía desde el cauce de Egipto al río Eufrates, incluyendo Gaza, Cisjordania y extendiéndose hacia el este  hasta la actual Siria y Jordania, ¡seriamente controversial!

Una respuesta de rápido crecimiento al sionismo es el antisionismo, que es la oposición a la autodeterminación política judía, al Estado de Israel y sobre todo al control judío de Jerusalén. En occidente ESTÁ BIEN ser judío, pero no que exista un estado judío no dividido. El cuerpo de las Naciones Unidas UNESCO, fue tan lejos que llegó a negar de manera efectiva los lazos judeo-cristianos al Monte del Templo para ir a favor de los islámicos, incluso habiendo naciones ‘civilizadas’ que se abstuvieron en la exitosa 2016 ‘Resolución de la Ocupación de Palestina’. En el Islam radical, ni está bien ser judío ni que exista el estado judío en una tierra que antes era ocupada por musulmanes. (Turcos otomanos).

Sin embargo, Dios prometió a los descendientes de Abraham, mediante Isaac, la tierra física, y no hay ninguna porción de la Palabra que diga que la Iglesia o el Islam reemplazaran a Israel. Los pueblos árabes recibieron maravillosamente una mayor herencia en otros lugares. Sin embargo, la manera en la que el pueblo de Dios posee la tierra es muy importante, tanto históricamente como hoy en día:

  1. Cuando hubo una discusión entre los pastores de Lot y los de Abraham, para evitar una disputa  Abraham ofreció a Lot su elección de pastorear en la tierra.
  2. Cuando murió Sara, Abraham insistió en comprar su sepulcro a un hitita, incluso aunque fuera ofrecido como presente.
  3. De manera similar, David insistió en comprar la trilla de Araunah, un jebuseo, para hacer un sacrificio en la ubicación de la actual Explanada de las Mezquitas, el Monte Moriah, donde Abraham también estuvo dispuesto a sacrificar a Isaac.
  4. Cuando a Yeshúa le preguntaron si iba a, “restaurar el reino a Israel”, indicó otra prioridad, el derramamiento del Espíritu Santo.
  5. En 1917 Chaim Wieizmann aceptó la promesa británica de Lord Balfour de dar a los judíos un hogar en Oriente Medio, después de que Weizmann ayudara a Gran Bretaña a obtener una victoria en la Primera Guerra Mundial.
  6. En 1948 los líderes judíos establecieron un estado en respuesta a una votación de la Liga de Naciones. 
  7. Muchos pioneros judíos compraron tierra a los árabes, a menudo de propietarios ausentes.  Se consideraba que algunas tierras fueron robadas, a pesar de ser tomada en guerra, pero más adelante se hacía una restitución mediante un proceso legal.
  8. Cuando Israel reconquistó Jerusalén en 1967, no fue robado de Palestina porque el concepto actual de Palestina árabe casi no existia en aquel tiempo. Más bien, se ganó en una guerra defensiva contra Jordania, que se había unido a Egipto y Siria para atacar a Israel.
  9. Israel es casi excepcional en cuanto a devolver tierra ganada en guerras defensivas. 
  10. Israel busca ser justo con todos los ciudadanos árabes y sobre todo protege a los cristianos árabes. 

Aquí vemos un enfoque humilde, pacífico, legal, oportuno y piadoso de poseer la tierra. Además de adquirir pacíficamente la tierra, Dios, sin embargo, también pidió claramente que se tomara la tierra, pero ÚNICAMENTE bajo condiciones muy específicas:

A Abram se le dijo que sus descendientes entrarian en la tierra, pero solo unas generaciones más tarde porque, “el pecado de los amorreos aún no había llegado a su nivel máximo”. Dios autorizó la conquista de la tierra tan solo después de que el pecado extremo e impenitente de las tribus locales se manifestara. Tal pecado incluía bestialidad, sodomia, incesto, brujería y sacrificio de niños (Éxodo 23:24, 34:12-13, Números 33:52, Deuteronomio 7:5; 18:9-12, Levítico 18:2-25) – ¡Todos son una sobria advertencia para nuestra generación! Más adelante, después de la esclavitud egipcia, Josué (la misma raíz que Yeshúa) fue finalmente permitido por Dios para entrar a conquistar la tierra.

¿Debería Israel tratar de conquistar la tierra prometida hoy día? Ciertamente NO a no ser que Dios lo diga, pero puede hacer que caiga más territorio en manos israelíes a través de más guerras defensivas. 

¿Debería Israel o los distintos países tratar de dividir la tierra, creando una solución de dos Estados? Absolutamente NO – serán juzgados por Dios por tratar de hacerlo. La situación de los palestinos claramente no es buena y muchos sufren a través de un gobierno local injusto, pero ni el terrorismo ni los dos estados son la solución. En vez de eso, los árabes de Israel necesitan confiar en Yeshúa y contribuir al Estado judío, de la misma manera que Obed Edom, el edomita, lo hizo en tiempos de David, y muchos lo hacen hoy, algo que requiere un avivamiento entre musulmanes locales.

Hay algo que es seguro, Yeshúa va a volver pronto y conquistará la tierra, arrebatándosela al anticristo y a las naciones que lídere, reinando sobre el mundo desde Jerusalén eternamente. 


Nuestros desafíos hoy VS el libro de Hechos (Parte 2)

Asher Intrater

Asher

¿De que manera deberíamos manejar el dinero, la obra práctica de la congregación y la persecución?  Asher Intrater da una idea a distintas preguntas que fueron planteadas por el Cuerpo del Mesías en el libro de Hechos y como lidiaron con ellas. ¡Ver AQUÍ!

Subtítulos en: Chino, danés, holandés, francés, coreano, polaco, portugués, español.


Volver