logo


© 8/3/2019 Revive Israel Ministries

La verdadera causa del cambio climático

Cody Archer

ocean

¿Hay hoy evidencia científica innegable de que los glaciares se están derritiendo, los niveles oceánicos están creciendo y que la polución ambiental está empeorando a un ritmo sin precedentes?  ¿Están creciendo la escasez de agua, la sequía y las malas cosechas debido a los patrones climáticos actuales? A mí me parece que sí.

La preocupación creciente sobre el futuro de nuestro planeta se  está convirtiendo en un factor determinante para que las parejas decidan procrear. El cambio climático fue mencionado por un 33% de los mileniales como un factor a la hora de decidir tener menos hijos o no tenerlos (BBC News).

Si la población mundial fuera a alcanzar niveles insostenibles, ¿por qué Dios ordenó a la humanidad que creciera y se multiplicara (Gen 1:26-27)? Por consideración a las próximas generaciones, ¿deberíamos abandonar el mandato de Dios y dejar de tener hijos?

Como personas que aman a Jesús y la palabra de Dios, ¿deberíamos, de verdad, dejar de tener hijos y convertirnos en activistas del cambio climático? No y no. En lugar de eso aquí hay algunas cosas que deberíamos tener claras cuando nos enfrentamos al tema del cambio climático:

La verdadera causa

Comencemos con el problema de fondo. Al contrario de lo que la gente cree, el primer elemento que contribuye al cambio climático no son las emisiones de carbono, sino ¡el PECADO del hombre! Isaías 24:5-6 dice: "Y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno. Por esta causa la maldición consumió la tierra…" Romanos 8:20-22 nos dice que la creación fue sujetada a vanidad, que está en esclavitud de corrupción y que gime a una, con dolores de parto bajo el peso de nuestro pecado (ver también Mal 4:5-6; Apoc 9:21; Hechos 3:21).

La sangre de millones de bebés abortados clama. El orgullo, el egoísmo  y la avaricia llenan la Tierra. El pecado sexual predominante, la rebelión, el asesinato, el adulterio y demás, son la verdaderas causas del cambio climático. El pecado del hombre afecta directamente a la Tierra de forma negativa (Deut 28).

La solución última

Aún si mañana se aprobaran leyes radicales y globales que prohibieran el uso de combustibles fósiles o cualquier otra cosa que dañe el medio ambiente, no traerían la solución al cambio climático que todo el mundo espera. La solución última es el arrepentimiento ante Dios, que produzca un cambio en el corazón del hombre y sus caminos.

Quizá te preguntes "Cody, ¿estás diciendo que si todo el mundo se arrepiente y se vuelve de su pecado mañana, entonces los efectos del cambio climático serán erradicados?  "En teoría sí, pero según la Escritura, esto no ocurrirá, sino que las cosas empeorarán. Estos son algunos ejemplos que apuntan a que el cambio climático continuará acelerándose:

Empeorar antes de mejorar

"El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, al cual fue dado quemar a los hombres con fuego. Y los hombres se quemaron con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron…" Apoc 16:8-9

En Apocalipsis 8, al toque de la trompeta, los tres primeros juicios afectan a un tercio de los árboles, la hierba, los mares y las aguas del mundo.

¿Estoy diciendo que, en vista de los juicios venideros, no necesitamos unir esfuerzos por cuidar la Tierra, limpiar nuestra basura, reciclar siempre que sea posible y ser conscientes de nuestra huella de carbono? Como amantes de Dios y de su creación, deberíamos ser ejemplos de cómo cuidar la Tierra. Apocalipsis 11:18 nos dice que Dios "…destruirá a los que destruyen la tierra." Le importa cómo cuidamos lo que nos ha sido confiado como mayordomos.

En conclusión, no te dejes llevar por el miedo al futuro. Debes continuar creciendo y multiplicándote en la medida que puedas. Dios tiene el control. Dios, el creador de cielo y tierra, está detrás de lo que se denomina ”la furia de la madre naturaleza”. Sabe exactamente cómo de fuerte ha de ser cada tormenta. Todo lo que hace, lo hace en amor.

No tenemos por qué evitar el tema del cambio climático pero asegurémonos de comprender su verdadera causa. No nos dejemos engañar por la idea de que podemos cambiar el curso del cambio climático por nuestras propias fuerzas, sin arrepentimiento por el pecado. “Oh Señor, ayúdanos a vivir y a predicar el Evangelio con el arrepentimiento como primer paso” (Hechos 2:38)


Diferentes clases de amor

ASher

Asher Intrater habla sobre nuestro llamado a amar a la gente aunque nos duela.

¡Ver aquí!

Subtítulos en: chino, danés, holandés, francés, coreano, portugués, polaco, español. 


Volver