logo


© 3/8/2018 Revive Israel Ministries

Abraham tuvo tres esposas

Asher Intrater

camels

Cuando leemos las historias de los patriarcas, tenemos que preguntarnos cuál era el propósito de Dios detrás de los acontecimientos, incluso aquellos que puedan parecer extraños. Yo entiendo que Dios envió a Abraham a la tierra de Canaan para “recomenzar” el plan original del jardín del Edén (Génesis 12:1-4).

Sara

Por medio de la primera esposa de Abraham, Sara, nació Isaac, quien recibió tanto la semilla prometida del Mesías Salvador, como los derechos de propiedad de la tierra (Génesis 18, 21).

Agar

Por medio de la segunda esposa de Abraham, Agar, nació Ismael, que fue bendecido y circuncidado según el pacto familiar, incluso antes de que naciese Isaac.  A través de Agar, se establece una conexión familiar y de pacto con el pueblo de Egipto (Mizraim) y, a través de ellos con los hijos de Cus y Cam, en Africa (Génesis 10:6).

Cetura

Después de la muerte de Sara, Abraham se casó con Cetura.  Los hijos de Cetura fueron enviados hacia el norte y el este, donde se unieron a los hijos de Asur (Asiria).  Así se establece una conexión familiar y de pacto que se extiende por Europa y Asia (Génesis 25:1, 3, 6).

Dios prometió a Abraham que sería una bendición para todas las naciones, que tomaría posesión del planeta Tierra, que sería padre de muchas naciones y que traería el salvador al mundo (Génesis 12, 22, Isaías 19:23-25, Romanos 4)

Los hijos de Ismael y los hijos de Cetura no fueron un error. Fueron parte del plan de Dios para restaurar el planeta Tierra y extender la familia de Dios a través del pacto con el padre Abraham.


Creciendo en dones espirituales

Cody

Cody Archer habla sobre la manera correcta de tratar los dones espirituales y dos trampas que debemos evitar.

¡MÍRALO AQUÍ!

Subtítulos disponibles en: danés, holandés, francés, coreano, portugués, español


Volver

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.