logo


© 29/9/2017 Revive Israel Ministries

Tiempo y Geografía

Asher Intrater

[Extracto de “Alignment” (Alineamiento) Capítulo 10: Tiempo y Geografía]

time

“Jesús le dijo: Mujer, créeme; la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no conocéis; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene[a] de los judíos. Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren” (Juan 4:21-23).

Para adorar en espíritu y verdad no se necesita geografía ni tiempo. Internacionalmente, adorar no necesita identidad étnica. Aun así, el reconocimiento de que la salvación viene de los judíos, sigue siendo una realidad del pacto divino.

Para gran parte del mundo cristiano internacional, el tiempo y la geografía han tenido poca importancia en los dos  últimos milenios. En la visión judía del mundo, el tiempo y la geografía son de importancia primordial. La geografía se describe en términos de “Jerusalén, Judea, Galilea y la diáspora”. El tiempo  se define por el calendario de los Shabbats, las lunas nuevas y las Fiestas.

Yeshua dictó una estrategia básica a sus discípulos, en Hechos 1:5-8. Debían quedarse en Jerusalén. Debían esperar el derramamiento del Espíritu Santo. Después debían marcharse de Jerusalén. Jerusalén sería destruida. No les era dado conocer el tiempo de su reconstrucción.

El tiempo está conectado con Jerusalén. Mientras Jerusalén esté en su lugar, el tiempo sigue corriendo. Cuando Jerusalén es destruida, el tiempo parece cambiar de dimensión hasta que vuelve el tiempo de su restauración. Daniel estudió los escritos de Jeremías para determinar cuál era el tiempo señalado de reconstruir Jerusalén (Daniel 9:2). El misterio del tiempo y del no tiempo, de la geografía y de la no geografía, es parte del misterio de Israel y la Iglesia, del judío y el gentil.

En el siglo primero, el evangelio tenía una dirección clara: de Jerusalén a los confines de la Tierra. En los dos mil años siguientes, ha habido menos énfasis en cuanto a dirección. En este último siglo ha vuelto el énfasis estratégico y la dirección se invierte: de los confines de  la tierra de vuelta a Jerusalén.

Cuando Yeshua dijo a sus discípulos que no les era dado conocer el tiempo dispuesto por el Padre, quería decir que no era el momento de la restauración de Jerusalén; por tanto, no era necesario que ellos lo supieran. Ciertamente, Dios quiere que conozcamos los tiempos y las épocas que estamos viviendo en cada momento de la historia para que podamos obedecerle en la época que nos  toque vivir. Cuando llegue el momento de obedecer, sabrás en qué tiempo estás y qué has de hacer.

Recordemos que un periodo de 50 años es simbólico en la Escritura y se llama Jubileo. Nadie sabe las fechas exactas de los años de Jubileo bíblicos originales. En cualquier caso, es fascinante comprobar el paso del tiempo:

  • 1517: El Imperio otomano conquista Jerusalén
  • 1517: Comienza la Reforma Protestante de Lutero
  • 1917: Los británicos (protestantes) conquistan Jerusalén
  • 1967: La nación judía conquista Jerusalén
  • 1967: Renovación Carismática
  • 2017: Alineamiento global y evangelización a los musulmanes

Resumamos estos años:

  • 1517 fue hace 500 años o 10 jubileos
  • 1917 fue hace 100 años o 2 jubileos
  • 1967 fue hace 50 años o 1 jubileo

Israel se convirtió en nación en 1948. En el año 2018 se cumplirán 70 años desde aquel momento. Un periodo de 70 años se describe como un punto de inflexión en el tiempo para la restauración del reino a Israel (Jeremías 25:11; 29:10; Daniel 9:2, 24). El periodo de 70 años es un puente a un paradigma nuevo y diferente a lo acontecido anteriormente. Es cruzar a la siguiente fase histórica.

El año 2018 es la conclusión de un periodo de 70 años para el Estado de Israel. Ahora es el momento de pasar a la siguiente fase. Es tiempo de que la restauración espiritual se levante por encima de la restauración natural. Es el tiempo de la fase de avivamiento en la restauración de la nación de Israel. Es el momento de que el remanente mesiánico de Israel tome su lugar.

(No creo  que debamos exagerar la importancia de las fechas, pero sí merece la pena tener un poco de perspectiva histórica en relación con los tiempos en que vivimos.)

¡Pide tu copia del nuevo libro de Asher Intrater, “Alignment” (Alineamieno), hoy y asegúrate de usar el código del cupón LINEUP para conseguir tu descuento del 50%!

https://reviveisrael.org/store/alignment/


La segunda venida y las fiestas de otoño

fall feasts

Proféticamente, las fiestas bíblicas apuntan a la primera y segunda venida de Yeshua y trazan el plan de redención de Dios para Israel y para toda la humanidad.

Subtítulos disponibles en: chino, danés, inglés, francés, italiano, coreano, polaco y portugués (Br)

Mira aquí.


Mensaje a los jóvenes musulmanes

muslims

Echa un vistazo al video que se está haciendo viral en todo el mundo musulmán. Hasta ahora, entre las versiones árabe, alemana e inglesa, este video ha tenido más de 5 millones y medio de visualizaciones.

Mira aqui.


El secreto de Belén

Sarah Singerman y Malek Gavris

food

En el Nuevo Pacto, justo antes de la crucifixión, Yeshua no solo usó pan como símbolo de su carne en la Cena del Señor, sino que se comparó a sí mismo con el maná que Dios envió del cielo a los israelitas en el desierto (Juan 6:32-33, 48-51).

La carne de los sacrificios de animales del sacerdocio levítico también simbolizaba el sacrificio de Yeshua en la cruz, como cumplimiento del requisito de la Torá para la remisión del pecado. El apóstol Juan escribió que Yeshua era “el Verbo (que) se hizo carne y habitó entre nosotros”… haciendo de Yeshua tanto el pan del cielo como el verbo hecho carne.

El profeta Miqueas profetizó que el lugar del nacimiento del Mesías sería Belén de Judá (Miqueas 5:2). Mientras que Belén en hebreo significa “Casa del Pan”, en árabe significa “Casa de la Carne”.

¿Coincidencia?


Volver

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.