logo


©15/4/2016 Revive Israel Ministries

Significado tridimensional de la Pascua (Pesaj)

Asher Intrater

El significado de la historia de la Pascua (Pesaj) tiene tres dimensiones:

  1. El éxodo de Egipto
  2. El evangelio de Yeshua
  3. El paradigma de los últimos tiempos
  1. El éxodo

La historia de la Pascua y el éxodo de Egipto juegan un rol dominante en la Ley y los Profetas. El Dios de la creación interviene en la historia de la humanidad para rescatar a un pueblo oprimido, traer justicia social, establecer leyes morales universales y crear un grupo, un “pueblo escogido” de entre las naciones del mundo (Aún en ese entonces, ese pueblo estaba comformado de judíos y gentiles). 

Dios  se mostró a Sí Mismo como YHVH, un Dios de santidad, compasión y pacto. Definió ofrecida por el sacerdocio. El éxodo ocurrió  unos cuatrocientos años después de los patriarcas, en su momento histórico. El pueblo del pacto con Dios comenzó con Abraham y su familia y creció hasta llegar a ser una nación de más de dos millones de personas durante el período de Moisés. 

Dios escogió la estación de la Pascua – la primera luna llena del comienzo de la primavera – como el escenario, para revelar Su redención.

  1. El evangelio

En Egipto, los israelitas fueron librados del Ángel de la muerte por la fe en la sangre del cordero colocada sobre los postes de las puertas. Tuvieron redención a través de la sangre del cordero. Sin ella no era posible.  La vida y la muerte dependían de la sangre del cordero. Al recibir la Torá en el Sinaí, Dios instituyó un sistema de sacrificios de sangre ofrecidos diariamente. En el antiguo Israel, cada aspecto de la fe estaba basado en un pacto sellado con sangre. 

Los sacrificios animales eran obviamente simbólicos. La expiación real por la humanidad tuvo que venir de un hombre, un hombre perfecto. Este Hombre perfecto, aquél simbolizado en el cordero pascual y en todos los sacrificios animales, le fue revelado, a Israel y a toda la humanidad, en el Evangelio. El es el Mesías Yeshua, el hijo de Dios y el hijo de David. 

La humanidad ha sido redimida eternamente por la sangre del Cordero, tal como el antiguo Israel fue simbólicamente redimido a través de la sangre de un cordero. La importancia central del sacrificio por la sangre no varió; fue revelada en su totalidad a través del Evangelio. El sacrificio de Yeshua nos da expiación de pecados; Su resurrección nos da vida eterna. No existe otro candidato, ni siquiera potencialmente, que pueda dar expiación o resurrección a una persona. 

  1. Tiempos finales

Hay una dimensión más en el significado de la Pascua. Los rabinos dicen: “La última redención será como la primera”. Significa que la llegada del Mesías en gloria para instaurar el reino en la tierra será similar al éxodo de Egipto. Dan Juster ha escrito sobre este paralelo en su libro: “Apocalipsis: la clave de la Pascua (Revelation: the Passover Key)”.

El faraón de entonces fue una figura del anticristo que aún está por llegar. La opresión demoníaca será similar. Las plagas vendrán sobre el mundo como un juicio en contra del mal y para urgir a los pueblos al arrepentimiento de su maldad.  Durante la tribulación, los creyentes verdaderos serán protegidos tal como los israelitas en Goshen y serán testigos del poder y la gracia de Dios. La palabra profética será dada por dos testigos similares a Moisés y Aaron. Al final, habrá una tremenda liberación como la victoria ocurrida en el Mar Rojo.  

EN estos momentos, durante esta temporada, purifiquemos y preparemos nuestros corazones para todos los propósitos proféticos que Dios tiene para nosotros en esta generación.


Cómo abrir los cielos

En este mensaje, asher Intrater comparte las claves para abrir las puertas de los cielos y ver caer la bendición. Para verlo en inglés con traducción al coreano, presiona AQUÍ.


Volver

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.