logo


©21/1/2016 Revive Israel Ministries

Exodo y el Apocalipsis  

Daniel Juster

Yo creo que el libro del Apocalipsis provee una imagen de los juicios en los últimos tiempos justo antes del retorno de Yeshua. Así es, el libro ayuda y trae consuelo a los creyentes perseguidos y les asegura los juicios justos  de Dios en todos los tiempos; también los sellos pueden ser aplicados a muchos períodos de la historia. Sin embargo, en la medida en que avanzamos hacia las Trompetas y las Copas de la Ira de Dios, los niveles de juicio retratados van más allá de cualquier cosa vista en la historia. 

El patrón modelo para estos juicios se encuentra en el libro del Exodo, durante la liberación del pueblo de Israel en la Pascua. Las plagas son paralelas: las aguas que se tornan en sangre, la oscuridad, los insectos (una cantidad sobrenatural de langostas), forúnculos, llagas y la muerte (Apocalipsis 8,9,16). Los juicios  de las siete trompetas son paralelos a algunos de los juicios de las copas de la ira solo que con mayor intesidad y devastación. (Apocalipsis 16

La salvación en medio del juicio

En Apocalipsis 7, leemos sobre un remanente de 144.000 hombres judíos que son salvados y marcados para ser guardados por Dios. Esto quiere decir que hay más que son salvos. Luego, leemos de aquellos que son salvos de cada tribu y nación que están frente al trono. Durante este período, el evangelio eterno es proclamado a todos los habitantes de la tierra (14:6). Es anunciado antes de las copas finales de la ira. De hecho, antes de la séptima trompeta y luego de la muerte de los dos profetas - cuyos ministerios son de la altura de los de Moisés y Aaron ya que declaran las plagas -, Jerusalén se voltea hacia Dios (y por ende a Yeshua). Fíjense en este poderoso versículo:  

“En aquella misma hora hubo un gran terremoto y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y siete mil personas murieron en el terremoto, y los demás, aterrorizados, dieron gloria al Dios del cielo.” (Apocalipsis 11:13)

Esta ciudad es identificada como Jerusalén, pero es una ciudad que se ha convertido en una Sodoma (un término también utilizado por Ezequiel para nombrar a Jerusalén (capítulo 16). Sin embargo, ahora se vuelve a Dios, indicando el advenimiento de los últimos juicios, las copas de la ira y la liberación de Israel y el pueblo de Dios en el mundo entero.

Días grandes e impresionantes delante de nosotros    

El curso de los acontecimientos se parece mucho al del libro de Exodo. El final es cuando el pueblo de Dios entra en la Tierra Prometida.

Hasta ahora, no hemos visto tales niveles de juicio en el mundo. Sin embargo, las cosas están tan frágiles que tales plagas son posibles. Los terroristas islámicos desarrollan armas de guerra biológica y tiene planes de guerra nuclear. (Están incluso trabajando para cortar las redes eléctricas de occidente.) Pareciera que toda la seguridad mundial colgara de un hilo. Sin embargo, justo antes de que regrese el Señor, veremos la cosecha y los milagros más grandes que se hayan visto y, además, la salvación de Israel. Es por eso que la gloria de Dios será revelada en su salvación a través del juicio. Israel es el ojo de la tormenta.


Establecimiento de Su reino en la tierra

En este mensaje dado en la Conferencia AGLOW 2015, Asher comparte sobre el próximo reino de Yeshua y nuestro rol como creyentes asociados con El para avanzar Su reino a lo largo de la tierra.

Para pedir los mensajes de la Conferencia Global de Aglow 2015, presione aquí!

Para escuchar en inglés, presione aquí!


El Espíritu Santo y el diluvio

Chaim Zingerman

En los tiempos de Noé ocurrió el diluvio sobre la tierra. Este emergió en dos direcciones: algunas aguas brotaron hacia arriba al abrirse las fuentes de aguas subterráneas y otras, descendieron de los cielos, al llover por cuarenta días y noches  (Génesis 7:11-12).

Sucede lo mismo con el Espíritu Santo. No sólo baja hacia nosotros de los cielos, "… derramaré de Mi Espíritu sobre toda carne" (Joel 2:28), sino que también emerge hacia arriba del interior del creyente, tal como está escrito:

"…el agua que yo le daré se convertirá en él en una fuente de agua que brota para vida eterna."  Juan 4:13-14 

"El que cree en mí, como ha dicho la Escritura: “De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva.” Pero El decía esto del Espíritu… Juan 7:38-39


¡Shalom para todos desde Asia!

Ariel Blumenthal

Benyamin (mi hijo de 3 años) y yo estuvimos en Corea para asistir a otra Conferencia de "Encuentro". Estos Encuentros en diferentes naciones - así como los Encuentros Globales, como el ocurrido en Alemania el año pasado - están teniendo un tremendo impacto al estimular la unidad y el sentido de familia del Cuerpo de Cristo. Es muy significativo el ver tal unidad espiritual y logros en el Espíritu Santo entre tantos creyentes reunidos, de tantas naciones y experiencias diferentes.  

El 23 de enero, regresamos a casa en Xi’an, y nos preparamos para la celebración del año nuevo chino y el resto del 2016.  Por favor oren por sabiduría en las próximas decisiones estratégicas que debemso tomar en cuanto a nuestro plan de estudio, ministerio y vida familiar durante este nuevo año en China.

¡Cariños para todos de los Blumenthals!


Volver

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.