logo


©27/12/2013 Revive Israel Ministries

La profecía de las dos varas

Asher Intrater

En Ezequiel 37:15-23 el profeta dio la instrucción de tomar dos varas y escribir sobre una de ellas: "Por Judá y los hijos de Israel, sus parejas y compañeros" y en la otra: "Por José, la vara de Efraín y toda la casa de Israel."  Luego, el unió las dos varas en su mano, simbolizando el fin de la separación entre ambas. Esta parábola tiene su origen en la división entre los dos hijos de Lea (Judá) y Raquel (José).  En la generación posterior a Salomón, el reino fue completamente dividido, llamándose “Judá” a los del sur e “Israel” a los del norte.

Esta profecía tiene muchas aplicaciones espirituales.  Por ejemplo, en 1948 el estado moderno se le llamó Israel y no Judá. Los israelíes seculares tienden a usar el término “Israel”, en cambio, los religiosos usan la palabra “judío” o “Judá”.  Muchas veces, el primer ministro lucha por traer la unidad entre seculares y religiosos, entre la izquierda y la derecha.

En este pasaje, la palabra hebrea “vara” es עץ
"ets", la cual es la misma palabra para decir “madera” o “árbol”. Podría entenderse también como si hablara de “hacer de dos árboles, uno”. Este sentido nos ofrece un antecedente para  la descripción que hace Pablo en Romanos 11 de los diferentes tipos de ramas que son injertadas en un solo árbol de olivo.  

La vara de Judá contiene a los “hijos de Israel”, mientras que la vara de José incluye a “toda la casa de Israel”. Esta “casa de Israel” extendida, también puede ser el contexto para la afirmación de Pablo en Efesios 2:12 sobre los creyentes gentiles de todas las naciones quienes pasan a formar parte de una ampliada “comunidad de Israel”.  

Ezequiel 37:25, declara que la unidad entre los dos árboles o varas será cumplida, eternamente, en el reinado del Mesías en la tierra. El cumplimiento último de esta profecía se podrá encontrar en el reino milenario luego del regreso de Yeshua.
Esta parábola indica el deseo de Dios por la unidad entre Su pueblo. El trabajo de Ezequiel como profeta fue el de interceder por esa unidad. Existe una batalla espiritual en donde fuerzas malignas tratan de dividir el reino de Dios (Lucas 11:17). El pueblo de Dios, en cada generación, se halla a sí mismo parado en la brecha entre dos grupos, con uno en su mano derecha y otro, en la izquierda. 
Las Dos Varas son un enlace esencial con las profecías de tiempos finales sobre los Huesos Secos (Ezequiel 37), Gog y Magog (38-39) y el reino mesiánico (40-48). La intercesión que sostiene dos dimensiones aparentemente contradictorias del reino de Dios, requiere esfuerzo y perseverancia al enfrentar la cantidad de oposición que se levanta. Tomemos las dos varas en nuestras manos al orar en el Espíritu tal como lo hizo Ezequiel.


La batalla del sacerdote en navidad

(Adaptado de un artículo de Gilad Sharon, hijo del primer ministro Ariel Sharon,  p. 24, Yediot Aharonot, Dic. 22, 2013)

A pesar de su larga y abundante barba, el sacerdote es un hombre joven. Su Mirada penetrante y su fe encendida se parecen a las del “Hijo de Dios” al cargar la cruz en la pintura que se encuentra detrás de él. El padre  Gabriel Nadaf, tiene una carga similar sobre sus hombros: llevar a los cristianos en Israel a alistarse en el ejército. Es odiado por sus vecinos musulmanes. Incluso, algunos de sus vecinos cristianos lo rechazan por su lealtad para con Israel.

En Israel, los árabes cristianos son una minoría dentro de una minoría. Aún en Nazareth, también son minoría. Sin embargo, en Israel su condición es mucho mejor que en cualquiera de los países circundantes. Son perseguidos en Belén. En Gaza, Egipto y Siria, su condición es catastrófica. Los cristianos en nuestro territorio son bien educados y exitosos, sin embargo, son siempre perseguidos. No hay futuro para ellos dentro del mundo árabe musulmán a su alrededor.

No hay ninguna razón por la cual los cristianos no puedan server en el ejército. Esta es una parte de la estructura esencial de la sociedad israelí. Es un grupo minoritario de alta calidad y es nuestro deber ayudarlos. Si el padre Nadaf ha escogido a Israel, nosotros necesitamos adoptarlo cálidamente, en nuestros corazones, a él y a toda su comunidad.


Gracias

Nosotros, como equipo Revive Israel, queremos darles las gracias a todos ustedes, amigos y socios en las naciones, quienes han sido solidarios con nosotros en oración, fe y finanzas durante este año. Los apreciamos muchísimo y estamos emocionados de seguir adelante con ustedes durante este nuevo año.


De nuevo a los artículos de 2013

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.