logo


©6/12/2013 Revive Israel Ministries

No Dobles la Rodilla Ante Baal

Por Asher Intrater

El apóstol Pablo se refirió a los judíos creyentes en Yeshúa como el "remanente de Israel" (Romanos 11:5 ). Los comparó con las 7,000 personas en el tiempo de Elías, quienes "no doblaron la rodilla ante Baal” (versículo 4). Dado que soy un Judío Mesiánico y no participo en la idolatría, ciertamente califico como uno que no dobla la rodilla ante Baal.
¿En serio?

Baal era el dios cananeo promovido por Jezabel. En Apocalipsis 2:20 se nos dice que no toleremos el espíritu de Jezabel (y por lo tanto Baal). Este espíritu impregna la sociedad moderna en la rebelión, el pecado sexual, y el entretenimiento carnal. “Doblar la rodilla" puede ser un acto físico, pero también puede referirse a ceder en los pensamientos y las emociones de uno. ¿Me he dejado ceder a imaginaciones malvadas?

Tal vez estoy doblando la rodilla delante de la sensualidad y auto-indulgencia de Baal-Jezabel más de lo que quisiera admitir. Tal vez usted también. Compartí esto con nuestro equipo la semana pasada y todos nos arrodillamos en el suelo y nos arrepentimos. Poco después estaba en el centro comercial local; cerca de la entrada había un anuncio gigante de una mujer vestida con sólo ropa interior .

Sentí el temor de Dios (Proverbios 1:7; 8:13).  Entré a la tienda y cortés pero firmemente pedí que quitaran el cartel y que registraran la petición con la gerencia de la cadena de tiendas a través todo el país. Tenía el sentido que el cartel sería quitado en tres días. A la tercera mañana, obreros llegaron a cambiar el cartel. ¡Que Dios nos conceda la gracia de no doblar la rodilla ante Baal!


Mi Milagro de Januca  

Por Dror Zicherman

(Extraído y traducido del periódico Yediot Ahronot , 29-11-13)

Durante Januca, 2005, yo estaba sirviendo en la unidad Nachshon, con un pequeño equipo de cuatro. Recibimos una advertencia de posibles terroristas. Establecimos un punto de control sorpresa. 50 minutos después de chequear los coches, un taxi llegó desde la dirección de Tulkarem .

Le pedimos a los pasajeros que salieran del coche y se alinearan.  Algunos parecían sospechosos; especialmente uno con una chaqueta gruesa. Nos paramos a una distancia de 15 metros y le pedimos que abriera la chaqueta. En ese momento oímos una gran explosión. Mi amigo, Uri, el oficial de la unidad, murió en el acto, y yo fui gravemente herido.
Entonces mis milagros comenzaron.  Resultó que había un helicóptero en el área que me recogió. Cuando el médico a bordo vio la seriedad con la que estaba herido, cambió de dirección y me envió al hospital Hillel Yaphe; lo cual cortó 15 minutos y en última instancia, me salvó la vida .

Tenía tan poca sangre que perdí el conocimiento. Estuve inconsciente y en respiración artificial durante tres días.  Pasé por muerte clínica. En el día de la octava vela (de Janucá), me desperté. Cuando vi todos los tubos y vendas, me di cuenta de la seriedad con que me habían herido: piernas, caderas, los órganos internos - dolor horrible.

Más tarde nos enteramos de que la bomba había sido un gran explosivo de 30 kilogramos que podría haber destruido la mitad de un edificio. Uri pagó con su vida; yo pagué con mi cuerpo. Me prometí a mí mismo que no permanecería en una silla de ruedas, pero que un día volvería a caminar.

Cumplí esa promesa, después de un año y medio de innumerables cirugías. Ahora ocho años más tarde, he superado los dolores físicos, pero todavía estoy lidiando con el dolor de mi alma todos los días. Me doy cuenta que sufro de "shock de batalla." A veces me hace sentir mejor recordarme a mí mismo que salvé la vida de muchas otras personas.

Oremos por la sanación emocional y salvación espiritual del autor.


De nuevo a los artículos de 2013

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.