logo


©11/10/2013 Revive Israel Ministries

"Maran"

Por Tal Robin

A las 11:00 am, del lunes, 7 de octubre, falleció el líder del partido Sefardí (y del partido Shas), el rabino Ovadia Yosef, de 93 años.  A sólo un par de horas después del funeral, a las 6 pm, grandes multitudes atascaron las calles de Jerusalén para decirle adiós (Informes variaron entre 450,000 y 850,000 personas).  Ningún acontecimiento desde los tiempos bíblicos ha reunido un número tan grande de personas en Jerusalén.

Ovadia Yosef nació en Irak en 1920 y emigró a Israel con su familia a los 4 años de edad.  Se convirtió en el rabino más influyente de su generación. Era tan venerado que se le dio el título más alto que se le puede dar a un líder espiritual: Maran ("Amo, Señor" en arameo).  Multitudes de personas lloraron en las calles, sin saber cómo podrían seguir adelante sin su "Maran ."

Yosef se ha convertido en la tercera figura de tipo "mesiánico" en el judaísmo de hoy, junto con Najman de Breslau y Lubavitch Rabí Schneerson. En arameo, la palabra Ata significa "ven." Por lo tanto, el grito en arameo para el rabino mesiánico por venir sería Maran - Ata (transcrito en el Nuevo Testamento como "Maranatha"). Oren con nosotros para que nuestro pueblo clame en verdadera fe el regreso del único rabino que ha sido levantado de entre los muertos.  Maran Ata! Ven Señor Yeshua!


Arco Iris y Circuncisión

Por Asher Intrater

Esta semana un miembro de nuestra congregación de Jerusalén celebró la circuncisión de su primer hijo. Muchos miembros de su familia extendida, sefardíes israelíes, estaban presentes. El evento en sí fue un testimonio significativo que nuestra fe en Yeshua es una continuación de los pactos de nuestros padres, no una negación de ellos.

Esta semana, el Consejo Europeo aprobó una resolución no vinculante que define la circuncisión como una "violación de la integridad física de los niños." Muchos en Europa les gustaría ver ésta práctica prohibida. Curiosamente, judíos y musulmanes podrían ser aliados en esta cuestión, ya que la circuncisión también es parte de la religión islámica (Génesis 17:23 ).

Esta semana también coincidió con la porción de la Torá con respecto a Abraham, incluyendo el pacto de la circuncisión (Génesis 12-17). La porción de la Torá de la semana pasada se refería a la inundación de Noé, y el pacto de Dios con él (Génesis 6-11). Comparemos brevemente los pactos de Abraham y Noé.

El pacto de Noé precedió al de Abraham. Por lo tanto, el pacto de Abraham puede ser visto como un subconjunto y un desarrollo del pacto de Noé. El pacto de Abraham sirve el plan anterior ya establecido por Noé.

El pacto de Noé contiene el destino de Dios para las naciones del mundo (Génesis 9:16), mientras que el pacto de Abraham trata principalmente con el pueblo judío (Génesis 17:19 ). El pacto de Noé contiene la voluntad de Dios para todo el planeta tierra, mientras que el de Abraham trata más con la tierra de Israel. El propósito del pueblo judío y la tierra de Israel es ser una bendición para el bien del resto de las naciones y de las tierras del mundo.

La señal del pacto de Noé es un arco iris glorioso, mientras que el signo del de Abraham es un prepucio sangriento. Cada uno de estos signos tiene un significado simbólico, en última instancia, tiene que ver con Yeshua (Jesús) mismo. Uno de ellos es celestial y el otro es terrenal - apuntando a Yeshua como hijo de Dios e Hijo del Hombre.

El arco iris es un cuadro de la iglesia internacional (Apocalipsis 7:9 ), en toda su diversidad. Es similar a los siete candeleros de oro (Apocalipsis 1:20 ), sin embargo, tiene el elemento adicional de mostrar diferentes colores. Los colores representan los diferentes grupos étnicos, culturas y lenguas de las naciones de la tierra.

Así como el arco iris brilla con la luz, también los santos resucitados brillarán con gloria (Juan 17:22 ; I Corintios 15:41-43 ).  Así como los colores se encuentran en perfecta armonía, nosotros también estaremos en perfecta unidad en fe (Juan 17:23).  Así como el arco iris refleja la luz del sol, también nosotros reflejaremos el rostro de Yeshua que brilla como el sol (Apocalipsis 1:16).  [Hay un arco iris que rodea el trono de Dios (Apocalipsis 4:3).]

La circuncisión apunta al nacimiento de Yeshua y Su linaje físico de Abraham y David (Mateo 1:1, Romanos 1:3). El nacimiento de Yeshua era el misterio de Dios manifestado en la carne (Juan 1:14; I Timoteo 3:16 ). Yeshua no sólo nació en este mundo, Él fue circuncidado cuando llegó aquí (Lucas 2:21).

La circuncisión representa la fidelidad de Dios a Sus pactos: pasado, presente y futuro (Romanos 15:8). La circuncisión es paralela a la crucifixión. En ambos casos, la carne de Yeshua fue herida y sangrada. La circuncisión es un presagio de los sacrificios del Templo y del sacrificio de Yeshua. Yeshua confirmó el Antiguo Pacto en Su circuncisión y el Nuevo Pacto en Su crucifixión.


De nuevo a los artículos de 2013

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.