logo


©14 de junio 2013 Revive Israel Ministries

¿Dios está complacido contigo?

Asher Intrater

Dios nos ama, pero no sólo eso, sino que además, se regocija en nosotros. El entendimiento de que le agradamos, encontramos favor ante Sus ojos y disfruta nuestra compañía, exige mucho más fe que tan sólo creer que nos ama. Nosotros pensamos: “Dios es amor por lo que debe amarme. Pero eso no significa que está complacido conmigo o le agrado.”

Públicamente, el Padre declaró dos veces, que amaba a Yeshua y que tenía complacencia en El: la primera cuando el bautizo de Yeshua en el agua y la segunda, en el Monte de la Transfiguración.

Mateo 3:17
Este es Mi Hijo amado en quien tengo complacencia.
Mateo 17:5
Este es Mi Hijo amado en quien tengo complacencia.

El primer ejemplo,  toma lugar al principio del “ministerio” de Yeshua, antes de que hiciera Milagros o predicase cualquier sermón. El segundo, sucede en la climax del ministerio de Yeshua, cuando estaba lleno de gloria, poder y autoridad. Estos dos episodios, nos sirven de ejemplo al seguir Sus huellas.

Dios ama a todo el mundo (Juan 3:16). Sin embargo, no está “complacido” con todo el mundo. Cada persona tiene el potencial para agradarle, pero Él se agrada solamente si volteamos hacia Él.

Dios se agrada de nosotros cuando somos Sus niños pequeños. También, se agrada cuando somos Sus socios maduros y colaboradores. Por ejemplo, mi nieta y mi nieto  pequeños me dan gran alegría. También me regocijo con mi esposa con quien he compartido más de treinta años de servicio al Señor. La sensación de regocijo es similar, la calidad y la profundidad son diferentes.  

Dios se regocijó en Yeshua en el plano físico, de una manera “normal”, luego de su bautizo. También, Dios se regocijó en ÉL cuando estaba “glorificado”. Es lo mismo con nosotros. Dios puede regocijarse con nosotros en momentos sencillos y normales como los tiempos de familia, amigos y diversión.  Él puede también gozarse con nosotros en tiempos intensos de ministerio, unción, fuego y poder. Así mismo, nosotros, podemos regocijarnos con Él en ambos “estados de la materia”.


El Ministerio de los Refugiados Sirios

James Ameer

La guerra civil ha dejado, aproximadamente, diez millones de sirios en condición desesperada: unos seis millones dentro de Siria y cuatro millones como refugiados que han escapado hacia otras naciones. Hay cristianos árabes, incluyendo palestinos, tanto dentro como fuera de Siria, que prestan ayuda humanitaria, educación y comparten el evangelio con estas familias.  Algunos de estos tópicos solo pueden ser verdaderamente solucionados por grandes instituciones. Sin embargo, estamos haciendo lo que podemos para traerles el Reino de Dios, la vida fuera de la muerte.  

Cerca de medio millón de refugiados llegaron hasta Jordania, ciento cincuenta mil en Mafraq dentro de un campo de refugiados y cuarenta mil dentro de la ciudad, instalados en tiendas de campaña o en casas alquiladas donde habitan hasta ¡quince o veinte personas en cada casa! Nuestra iglesia en Mafraq ha estado trabajando con estos refugiados, supliéndoles las necesidades básicas tales como comida, colchones, alfombras, ventiladores, etc.

Hemos visitado las familias, escuchamos sus historias desgarradoras, compartimos nuestro amor y, si es posible, oramos por ellos. Dios ha hecho cosas increíbles. Si deseas ayudarnos en esta misión, estaremos recibiendo donaciones durante los próximos sesenta días. Por favor, presiona aquí here


Momentos decisivos para Turquía

Michael Kerem

El Primer Ministro Erdogan ha reprimido las protestas en la Plaza Taksim en Estambul. La Plaza Taksim ha sido hasta hoy un símbolo de democracia y libertad de expresión desde el principio de la república moderna.

Fundada en 1923, después de la caída del Imprerio Otomano, durante la Primera Guerra Mundial continuó con Mustafa Kemal o, como se le conoce hoy en día, Ataturk (el padre de los turcos), Turquía ha sido una república secular a pesar de que el 99% de su población es musulmana.  Ataturk adoptó leyes europeas, instituyó una constitución secular y cambió el alfabeto turco a letras latinas, en su deseo por dirigir la nación hacia el Oeste. Inclusive, cambió el viernes por el domingo como día de descanso, para poder alinear totalmente el estado turco moderno a Europa.

A pesar que desde su concepción Turquía ha tenido tensiones y desacuerdos sobre el rol de la religión en la vida pública y en la privada, es sólo recientemente que la situación se ha puesto fuera de control. Desde su llegada al poder, en el año 2002, Recep Tayip Erdogan ha sido el responsable de la transformación del balance del poder en Turquía. Erdogan terminó con los casi ochenta años de poder militar, el cual cumplía el rol de guardián del estado secular. Con una serie de acciones judiciales y políticas logró destituir a varios generales de puestos de poder, a quienes reemplazó con miembros del partido AK, que él mismo lidera. Ha habido una erosión constante de las libertades personales y de prensa. Las decisiones recientes en materia de relaciones exteriores han alineado a Turquía con los musulmanes extremistas.

Básicamente, todo esto significa el fin de quinientos años de relaciones positivas de Turquía con el pueblo judío, a quienes fueron los primeros en darles refugio en el Imperio Otomano, en 1942, cuando éstos huían de la Inquisición Española.  (Las relaciones se han ido deteriorando en los últimos cinco años pero finalizó, oficialmente, con el incidente de la flotilla Mamara, en el 2010, donde nueve “activistas” turcos islámicos fueron muertos por los soldados de las fuerzas israelíes).

Lo que comenzó como una protesta pacífica porque estaban arrancando árboles del Parque Gezi, se convirtió en una confrontación violenta entre los jóvenes turcos de pensamiento liberal de distintos estratos y las fuerzas policiales.  Han muerto tres personas, hay más de mil heridos y otros mil han sido arrestados. Oremos por la protección de las comunidades locales  judía y cristiana.


De nuevo a los artículos de 2013

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.