logo


©7/1/2012 Revive Israel Ministries

Ataque Ciberpirata

Asher Intrater

El lunes un grupo de ciberpiratas,  que se dicen ser de Arabia Saudita, bajo el nombre de usario OxOmar, expusieron 14,000 nombres de tarjetas de créditos y códigos, robados de servidores  en Israel.  El jueves dieron a conocer otros 11,000, esta vez incluyendo direcciones electrónicas y contraseñas.  El propósito de estas acciones, de acuerdo a lo que este grupo ha manifestado, es “dañar finacieramente y socialmente a Israel porque Israel está cometiendo genocidio.”  En otras palabras, esta es una nueva forma de “terror-cibernético” que fue motivado politicamente, racialmente, y religiosamente. Ore por las autoridades de Israel para que tengan sabiduría de replantear estrategias para la seguridad de internet.


Yoel y el Salmo 91

Por segunda semana consecutiva, un miembro de nuestra congregación fue atacado por musulmanes árabes. Yoel J’ estaba trabajando en el turno de noche en una tienda de abarrotes en Jerusalén. Un hombre entró a la tienda y parecía estar robando un paquete de cigarrillos.  Consecuentemente, se levantó una discusión y riña. Yoel empujó al hombre fuera de la tienda. Luego, dos personas aparecieron en la tienda, uno con una cadena grande de metal. Los tres saltaron sobre Yoel, golpeándolo con la cadena. Yoel mantenerse en pie, pero tuvo que ser llevado al hospital donde recibió 18 puntos en la cabeza.

Oramos por sanidad y por el cumplimiento de Salmo 91:7, 10, 11 – “Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; Mas a ti no llegará. No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada. Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos.” Ore con nosotros y por sus seres queridos. La protección sobrenatural descrita en este Salmo llegará a ser más y más importante a medida que nos acercamos a tribulaciones de los postreros días.


El Récord de Auschwitz

Un alto récord fue alcanzado en el año 2011 del número de visitas al campo de concentración en Auschwitz, Polonia: 1,400,000.  Ore para que sean aprendidas las lecciones correctas de las verdades históricas que se preservan en este campo de muerte, que ahora se ha transformado en un museo.


Defensor o Acusador

I. Palabras Tergiversadas

Satanás sabe tergiversar las palabras. Primero, cuando se acercó a Eva, él le preguntó “¿Con qué Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?”  - Génesis 3:1.  Él estaba tergiversando las palabras de Dios, a través de insinuaciones poniendo en duda el carácter de Dios y Sus intenciones. Hoy día, Satanás sigue usando este método, para causar división.  Él tergiversa las palabras, causando desconfianza, lo cual da causa a ofensas, dando como resultado división.

Mientras más servimos al Señor y mientras más nos parecemos a Yeshua, habrán más ataques en contra nuestro a través de mala comunicación y de palabras tergiversadas.  Parecerá como si las personas estuvieran esperando para sorprenderle en alguna palabra para hacerla sonar fuera de proporción y así poder acusarle (Lucas 20:20)

Habrá una inundación de palabras que vienen de la boca del maligno para abrumarle con rechazo y acusación. “Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río” – Apocalipsis 12:15.  La palabra hebrea Alehom significa “un ataque generalizado de criticismo y difamación a cierta persona o entidad”. A través de la cruz podemos levantarnos sobre las inundaciones del maligno (Isaías 59:19).

II. Acusador o Defensor

Cuando hay desconfianza, aún nuestras oraciones pueden volverse negativas: bombardeando el trono de Dios con críticas y quejas acerca de nuestros hermanos y hermanas. O también podemos llevar las críticas y las quejas a otros para que nos den “consejo,” creando rumores malignos y debates a las espaldas de unos a otros.

Hay dos maneras de ir al trono de Dios: como acusador o defensor.

Apocalipsis 12:10 – porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.

1 Juan 2:1 – Y si alguno hubiere pecado , abogado tenemos para con el Padre. A Jesucristo el justo.

El acusador es Satanás; el abogado defensor es Yeshua.  ¿De qué lado estamos? Alguien ya tiene la posición de acusador; y otro de abogado defensor. ¿Cuál  de  estos roles estamos cumpliendo? Hagámonos esta pregunta ”¿Estoy entre áquellos que defienden a mis hermanos y hermanas, o soy de áquellos que los difaman? ¿Soy un acusador de mis hermanos o un defensor?

III. El Pacto y la Cruz

¿Cómo podemos llegar a ser defensores cuando sentimos que fuimos tratados injustamente? Hay dos opciones:1) un diálogo de pacto y 2) conforme a la cruz.

Si sabemos que hemos herido a alguien, es nuestro deber ir a ellos y reconciliarse. Esto  es una prioridad sobre adoración, la Santa Cena, diezmo, y rituales religiosos.

“Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda reconciliate primero con tu hermano, entonces ven y presenta tu ofrenda – Mateo 5:23-24.

Si alguien nos ha herido, también es nuestro deber ir a ellos.

”Por tanto, si tu hermano peca  contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano” – Mateo 18:15.

¿Quién va primero? Si él le hiere – vaya usted primero.  Si usted le hiere, vaya usted primero. En los dos casos, tenemos una obligación moral. El propósito aquí no es probar si el otro está equivocado, sino que el propósito es reconciliarse, sanar la relación, ganar el corazón de nuestro hermano.

Este pasaje que habla de un diálogo de pacto, habla también de un perdón unilateral, abundante, y repetido. Cuando Pedro preguntó cuántas veces debería perdonar al hermano que pecara en contra de él, Yeshua respondió, “No te digo siete hasta siete, sino hasta setenta veces siete” – Mateo 18:22.  Esta actitud de perdonar con gracia es la actitud de la cruz.

Yeshua nos perdonó aunque no merecíamos ser perdonados. La actitud de la cruz precede al diálogo de pacto. Ninguna cantidad de diálogo puede traer reconciliación si no somos llenos con el espíritu de perdón unilateral de la cruz.  Debemos perdonamos unos a otros como Él nos perdonó (Colosenses 3:13). Esto duele y toma todo lo que tenemos. Pero, es la única forma de traer reconciliación y preservar la unidad.


De nuevo a los artículos de 2012

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.