logo


©26/11/2011 Revive Israel Ministries

Señales de los Tiempos

Por Asher Intrater

El Medio Oriente en su entereza se encuentra en un momento de agitación sin precedentes . Los enfrentamientos son entra la “vieja guardia” de dictaduras, grupos militantes jihadistas tratando de tomar posesión, y elementos liberales buscando libertad.

1 de Crónicas 12:32 – “de los hijos de Isacar, doscientos principales, entendidos en los tiempos, y que sabían lo que Israel debía hacer, cuyo dicho seguían todos sus hermanos.”

El mensaje básico de la Biblia es eterno y universal.  Sin embargo, cada apóstol o profeta presentó su mensaje con una cierta perspectiva o énfasis relevante a su generación y al contexto histórico con respecto a Israel, el Medio Oriente, y las Naciones.

Abraham fue llamado a partir de Iraq y establecerse en Israel.  José fue llamado a dirigir  a los hijos de Israel hacia Egipto y administrar el gobierno de ese país.  Moisés fue llamado a llevar al pueblo fuera de Egipto; Josué a conquistar la tierra; David a establecer el reino; Jeremías a profetizar la destrucción de Israel y la aproximación del Exilio; Esdras y Nehemías a restablecer el remanente.

Yeshua (Jesús) y los discípulos predicaron antes de la destrucción del Segundo Templo y la gran Diáspora.  (Por esta razón, Yeshua fue comparado con Jeremías—Mateo 16:14).  Ese fue el tiempo para que el evangelio saliera hacia las naciones y para el establecimiento de la Iglesia internacional.  Hoy, Dios esta restaurando el remanente mesiánico dentro de Israel (un desarrollo que afecta espiritualmente tanto a Israel como a la Iglesia.)

Lucas 12:54-55 – Decía también a la multitud: Cuando veis la nube que sale del poniente, luego decís: Agua viene; y así sucede.  Y cuando sopla el viento del sur, decís: Hará calor; y lo hace.

El punto de Yeshua aquí es uno de causa y efecto.  En Israel, el mar Mediterráneo esta localizado en el lado oeste.  Si el viento sopla desde el oeste, obviamente el clima húmedo vendrá.  En el lado sur se encuentra el desierto Negev.  Por lo tanto, si el viento sopla desde el sur, habrá clima seco y caliente.

Así como hay causa y efecto en el mundo natural, existe también causa y efecto en el mundo espiritual.  Lo que una persona o nación siembren, cosecharan el resultado de forma proporcional (Gálatas 6:7).  Para discernir los tiempos en que vivimos, debemos mirar a las causas y efectos espirituales detrás de los acontecimientos en el ámbito  político, económico y militar.


Significado de Apostasía

Extracto de Francis Frangipane

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición” (2 a los Tesalonicenses 2:3).

La apostasía ha sido descrita como una época de decepción y abandono masivo de autentica fe en Cristo.  Sin embargo, la palabra original para apostasía, en la literatura clásica griega, significó “una revuelta política.”  De esto entendemos que la apostasía de los últimos días no es solo tiempo de pecado o de retroceso; es un tiempo de abierto desafío y agresión bélica contra fundamentos morales divinos.  La apostasía es una insurrección política en contra de las leyes de Dios.

Esta interpretación de la apostasía no es un punto de vista aislado.  Las traducciones NIV (Nueva Version Interancional), RSV (Version Estandar Revisada), NEB (New English Bible) y Philips presentan apostasía como “la rebelión.”  La version Living Bible interpreta la apostasía como la “gran rebelión,” mientras que la Biblia Jerusalén fija un nombre propio a esta época:  “La Gran Revuelta.”

Mientras consideramos el cumplimiento de tantas otras profecías, observemos cuidadosamente:  la humanidad ha entrado en una época de revuelto abierto y franca rebelión—una apostasía—contra los estándares morales de Dios.

Para el articulo completo, haga clic aquí


Preludio de la Segunda Guerra Mundial

Extracto de Simcha y Bella Davidov

Hitler planeó su golpe militar de Europa en etapas.  Primero, convirtió Alemania democrática a una dictadura. En octubre de 1933, Hitler se retiro de la Liga de las Naciones.  En los meses que siguieron, Hitler triplicó el tamaño del ejercito alemán e ignoró las restricciones de armas que habían sido impuestas por el Tratado de Versalles.  

En 1935, cuando estaba claro que ninguna acción se iba a tomar en contra de Alemania, Hitler decidió enviar tropas alemanas dentro de Renania, en la frontera con Francia—una zona desmilitarizada bajo el Tratado de Versalles.  El gobierno francés se opuso a las tropas alemanas en su frontera, pero no quiso tomar acción sin el apoyo de los británicos.  El gobierno británico se opuso a ir a guerra sobre el asunto.

Hitler entonces hizo que Austria se convirtiera en parte de Alemania.  En marzo de 1938, el canciller Schuschnigg de Austria, quien opuso a Hitler, renunció y fue reemplazado por el austriaco líder nazi del partido Seyss-Inquart, quien invitó al ejercito alemán a ocupar a Austria y proclamar unión con Alemania el mes siguiente.

El próximo movimiento de Hitler fue conquistar el área Sudetes en Checoslovaquia.  Hitler no acepto un “no” como respuesta aun cuando el primer ministro británico Chamberlain le dijo que planes para invadir Checoslovaquia eran inaceptables.

El 29 de septiembre de 1938, Hitler, Chamberlain, el primer ministro francés Daladier, y el primer ministro italiano Mussolini firmaron el Acuerdo de Múnich el cual transfirió el Sudetes a Alemania.  A cambio, Hitler prometió no hacer mas demandas territoriales en Europa.  El jefe de estado de Checoslovaquia protestó, pero en octubre 1 del 1938, Alemania invadió Sudetes.

Chamberlain temió la devastación que una guerra traería en el mundo occidental, y la posibilidad de una toma de poder comunista.  Las palabras de Hitler en privado luego de esa junta:  “Este individuo Chamberlain tembló de miedo cuando pronuncié la palabra guerra.”

El siguiente plan de Hitler era invadir Polonia.  Para hacerlo, Hitler firmó un acuerdo militar con Stalin.  El Pacto Nazi-Soviético tomo al mundo por sorpresa.  Fascistas y comunistas siempre habían sido enemigos.  Sin embargo, Hitler y Stalin eran oportunistas quienes buscaron dividir a Polonia entre ellos. (Mas tarde, Hitler rompió este acuerdo y fue a guerra contra Rusia.) 

En agosto del 1939, Hitler acusó a Polonia de atentar invadir a Alemania al de vestir a un grupo de prisioneros del campo de concentración en uniformes polacos, tirotearlos y colocarlos justo en la frontera con Alemania. Esta fue su excusa de invadir a Polonia en septiembre 1 de 1939, el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Para el articulo completo, haga clic aquí


De nuevo a los artículos de 2011

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.