logo


©12/11/2011 Revive Israel Ministries

Primogénito y  Hermanos

Pastor Jonathan Switzer

Mi experiencia es que soy el tercero de mi familia, nunca seré el primogénito. El primogénito siempre lleva un peso y responsabilidad que el resto de los hijos nunca llevarán.

  1. Si los padres viajan, el primogénito queda a cargo.

  2. Cuando este aprende “ lecciones” de obediencia, no tiene un hermano mayor que sea su ejemplo. Los hermanos menores aprenden obediencia parcialmente a través de la observación que hacen de los hermanos mayores y la respuesta que estos tienen a las ordenanzas de sus padres.

  3. Hasta que los otros hermanos nacen, él es hijo único.  Durante ese período sus padres pasan tiempo solamente con él. No se divide la atención con otros hijos.

  4. A diferencia de sus hermanos menores, su entrenamiento en obediencia es en respuesta a  “padres maduros”.  El primogénito nunca tiene que obedecer a otros hermanos mayores más maduros, aunque la madurez de estos sea limitada.

A menudo los hermanos menores se tienen que someter a el hermano menor que suele tener un estándar de “dignidad” un poco mas bajo.  Cuando un hermano mayor, en su inmadurez lidera en su “carne”, los hermanos menores terminan siendo víctimas de un liderazgo opresivo.  Los hermanos menores deben seguir sometiéndose y deben aprender a perdonar, pero lo hacen con una conciencia cada vez mayor de las faltas y de los errores.

Algunos primogénitos tienen la tendencia de ser excesivamente diligentes.  Existe un alto potencial al legalismo.  Ya que los padres están  “en su curva de aprendizaje del primero”, el primogénito en la familia siente la necesidad de poner fundamentos.  Esto es semejante al peligro del legalismo o el ser “judaizante”,  del cual el apóstol Pablo nos advierte. Un hermano mayor más maduro tiene más gracia, y es menos legalista.

Al ser el tercero, me he dado cuenta que no soy menos importante en mi familia.  Sin embargo, el primero tiene una doble porción.  Pero, siendo el tercero soy libre de caminar en toda la herencia de mis padres.  Tengo una plena herencia y destino en la familia.  Pero, sería una pérdida de tiempo y energía desear ser o tratar de ser el primogénito. En mi familia soy el tercero y soy lo que soy.

El apóstol Pablo nos dice que el evangelio fue “primero a los judíos, y después a los gentiles.” Pablo repite esta fórmula muchas veces.  Los judíos fueron las primeras primicias (después de Cristo). Como un creyente ”injertado”  en Cristo, nunca tendré las responsabilidades que los judíos llevan.  Suyos son los pactos, los patriarcas, la Toráh etc. En el concilio de Jerusalén de Hechos 15 se clarificó que los cristianos gentiles no eran responsables de llevar las cargas reservadas para los judíos.  En este sentido, los judíos eran los primogénitos. 

El peso de la cultura “judía” es algo que ningún gentil se espera que lleve. Nuestra adopción es semejante a una relación de un hermano menor a un primogénito. Llevamos nuestras propias responsabilidades en la medida que el Espíritu nos guía a toda rectitud. Nuestras responsabilidades no son menos significativas; simplemente que nunca serán las mismas responsabilidades que los judíos, los primogénitos.  Después de todo y en su máxima expresión, Cristo es el primogénito de muchos hermanos.


La OIEA

La Organización Internacional de Energía Atómica ha publicado un informe que Irán realmente está en una avanzada etapa de fabricar armas atómicas, incluyendo misiles que pueden ser lanzados a Israel.  Este informe hace válida las advertencias que Israel ha hecho a través de la última década.  El mayor peligro a la paz mundial son los armamentos nucleares en manos de extremistas islámicos.

Hubo desilusión esta semana en Israel por la falta de respuesta de la comunidad internacional. Rusia y China han dicho que no hay necesidad para sanciones, y los Estados Unidos se han mantenido mayormente en silencio. Existe un grado alto de  seriedad aquí acerca de que tal vez tendremos que enfrentar solos una amenaza de nuestra existencia.  Pero, si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? (Romanos 8, Zacarías 14).


¿Quién Almorzó con Abraham?

libroEl nuevo libro de Asher que hemos esperado por tanto tiempo,  ¿Quién Almorzó con Abraham?  Acaba de llegar (el original en inglés).  Analiza las apariencias de Yeshua como el Ángel del Señor desde la Ley y los Profetas, hasta el libro de Apocalipsis.  Este libro está garantizado en inspirar y desafiar su entendimiento acerca de la naturaleza eterna de Yeshua el Mesías y de Su revelación progresiva en la Biblia como conjunto.

La idea primordial de este libro fue desarrollar no solamente los estudios bíblicos de los textos en hebreo estudiados a través de muchos años, pero también las experiencias de la vida real de compartir el evangelio con judíos ortodoxos en Israel. (Sin mencionar un montón de oración e intercesión).

¡No se lo pierda!  Ordénelo para sí mismo y envíelo a sus amigos.  Para ordenar haga un click aquí

Tenemos una oferta especial por sólo esta vez para cantidades mayores: 10% de descuento para pedidos de 10;  20% para pedidos de 20;  30% para pedidos de 30.

Para información de cantidades especiales, responder a este e-mail, o escribir a [email protected].

Extracto de la Introducción del Libro ¿Quién Almorzó con Abraham? 

Consistencia de las Escrituras

La verdad debe ser consistente.  Si una enseñanza se contradice a sí misma, no puede ser verdad.  Este principio se aplica a la filosofía, a la teología, y a todo pensamiento lógico.

Yeshua dijo que Él no vino a anular o a contradecir nada de lo que está escrito en la Ley y en los Profetas, pero vino a cumplirlos (Mateo 5:17-18).  El apóstol Saulo repitió este principio frecuentemente (Hechos 24:14; 26:22; 28:23).

La Biblia es verdadera y confiable. Como tal, es internamente cosistente.  El libro de Génesis comienza con la creación de los cielos y la tierra; el libro de Apocalipsis termina con la creación de un cielo nuevo y una tierra nueva.

El Reino de Dios procede a través de varias etapas desde una pequeña semilla a un árbol poderoso que llena toda la tierra(Mateo 13:31-32  Marcos 4:26-28).  Hay diferentes etapas, pero el desarrollo es consistente desde el principio al fin.

Dos mil años de desacuerdo entre Israel y la Iglesia ha creado una barrera para poder ver la consistencia de las Escrituras.  Una de las claves para romper esta barrera es la conexión entre el Ángel del Señor y Yeshua el Mesías.

Las Escrituras son consistentes porque la naturaleza de Dios es consistente. También esto es verdad en el Mesías. Yeshua es el mismo en el pasado, presente y en el futuro (Hebreos 13:8). Yeshua es el hilo común que enlaza toda la Escritura.  La naturaleza eterna del Mesías es demostrada a través del rol del Ángel del Señor en la Ley y los Profetas.


De nuevo a los artículos de 2011

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.