logo


El Evangelio a Musulmanes
©29 de agosto Por Asher Intrater

Hay una enseñanza popular en el mundo musulmán hoy en día. Esta es, que Mohammed es mencionado en la Biblia Hebrea (Tanakh). La aparición de Mohammed en el Tanakh daría autoridad a el punto de vista, que el es el profeta final y el mas grande, y con esto sustituir el Judaísmo y Cristianismo. Con este mismo motivo fui entrevistado por televisión en Al Hayat.

En el Cantar de los Cantares 5:16, la sulamita se vuelve a las hijas de Jerusalén y les dice que su amado es “deseable”. La palabra en hebreo es “Makhmadhim”. La raíz de esta palabra es “khamad” es la misma raíz que el nombre “Mukhamad”. Esta raíz también significa deseable. De manera similar, es la misma palabra que se utiliza como raíz en los Diez Mandamientos, “no codiciaras”. En hebreo moderno, la palabra “Khamud” es comúnmente usada para referirse a amistades intimas o del sexo opuesto como “cariño”.

Musulmanes reclaman que esta palabra en Cantares es el sustantivo plural de honor refiriéndose al profeta. La palabra es sin duda plural pero obviamente no se refiere a nadie; sino es usada para describir el carácter del amado en el poema. Esta palabra es paralela al sustantivo que le sigue, donde describe la boca del amado como “dulce”. En el hebreo original existen dos frases  en forma plural, “las cosas dulces” y las “cosas deseables”.

Yo mencione que era bueno para musulmanes, judíos y cristianos referirse al texto en el Tanakh, ya que es una fuente de autoridad para las tres religiones. El Cantar de los Cantares fue escrito aproximadamente 1,000 años antes del tiempo de Yeshua (Jesús), y 1,600 años antes del tiempo de Mohammed.

Por casi 30 años he estado envuelto en conferencias de reconciliación  con cristianos árabes. Ha sido un sueño que fuéramos aun mas lejos que una reconciliación y empezáramos a cooperar unos con otros en compartir el evangelio y ser herramientas para que el Evangelio avance.

Hace 10 años, me pidieron que fuera ponente en una conferencia de reconciliación en Jordania. Compartí con los que organizaron dicha conferencia que quería enseñar en hebreo. Ellos me dijeron que para coordinar tal traducción seria bastante difícil. Sin embargo, algunos pastores árabes de Irak oyeron la conversación y se apresuraron a decir que, en efecto, ellos deseaban oír el evangelio en hebreo.

En ese momento una revelación nació en mi corazón. Hay tantos sentimientos tan intensamente arraigados entre árabes y judíos. Por el adoctrinamiento del Jihad, muchos de esos sentimientos son extremadamente antagonistas. Por lo tanto existe una obsesión en el mundo musulmán con referencia a Israel. Creo que esta obsesión puede ser usada por Dios para bien. Para que árabes musulmanes oigan el evangelio predicado de la boca de un judío, de Israel y en hebreo (con traducción en subtítulos) será una experiencia cautivadora y trasformadora.

Deseamos compartir el evangelio con musulmanes. Nuestro esfuerzo ha sido de primordialmente apoyar a evangelistas árabes, quienes arriesgan sus vidas para compartir el evangelio con su propio pueblo. Ellos ya hacen mas de que lo que nosotros podríamos hacer. (Le agradecemos a Dios por consiervos como Harun, Basaam, Zach, Jack, Samir, Víctor, Amir y muchos otros.) El tiempo ha llegado para el mensaje de amor y salvación, en compañía de la reconciliación racial,  corra de árabes a judíos y de judíos a árabes.

A continuación encontraran un resumen del segundo mensaje que grabe esta semana pasada con nuestros amigos en Al Hayat (esperamos que este sea solo el comienzo):

“Por siglos ha habido grande enemistad entre nuestra gente. Hay solo un camino para escapar el ciclo de odio; viene a través de Yeshua el Mesías. El enseño: “Ama a tus enemigos y ora por aquellos que te persiguen”- Mateo 5:44. El es la única persona en la historia que enseño acerca de este tipo de amor.

No solo enseño este amor, sino que El mismo lo vivió. Dio su vida en la cruz para perdonar nuestros pecados y romper el ciclo del odio. Alguien debió de haber tomado el primer paso. El acto de Yeshua en amor sacrificial fue el primer paso. Fue una intervención de Dios para terminar el ciclo del odio y empezar el ciclo de amor. En la cruz, Yeshua oro, “Padre, perdónalos; porque no saben lo que hacen” –Lucas 23:34.

Aquellos de ustedes que tienen un transfondo musulmán podrán talvez decir que esta prohibido creer que Yeshua es el Hijo de Dios. Pero es también prohibido para nosotros como judíos creer lo mismo. Sin embargo existen miles de judíos y musulmanes que han encontrado salvación  y reconciliación a través de Yeshua el Mesías. A través de El podemos convertirnos en hermanos y hermanas en amor.

Si deseas salir de este ciclo de odio, hay un camino. Yo no puedo hacer la decisión por ti de lo que tu deseas. Y tampoco puedo empujarte a salir de ese odio. Pero para aquellos de ustedes que quieren salir de ese odio, tengo buenas noticias; HAY UN CAMINO. Yeshua es ese camino (Juan 14:6). El odio es una forma de obscuridad espiritual. Yeshua es la luz del mundo (Juan 1:5,9).

Todos dicen que quieren paz. Pero un tratado de paz sin amor nunca tendrá éxito. Hasta que el odio sea quitado de nuestros corazones, nunca habrá paz. Solo a través del amor sacrificial de Yeshua en la cruz podrá el odio ser quitado. Debemos hacer una distinción en causa y efecto. Paz es el efecto. El amor es la causa. Yeshua es la fuente este verdadero amor de Dios.

Les extendemos nuestras manos en le Nombre de Yeshua. Vengan a El y encontraran perdón, vida eterna y amor divino- y también encontraran reconciliación entre judío y árabe.”

Les pedimos que oren por aquellos que comparten el evangelio con musulmanes. Es un mandato de grande importancia en esta generación. Oren para que el evangelio de salvación y reconciliación corra entre judíos y árabes.


De nuevo a los artículos de 2010

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.