logo


El Da de Jerusaln, 2010
©9 de mayo Por Asher Intrater

Este miércoles es el “Día de Jerusalén” en Israel y conmemora el aniversario numero 43 (en el calendario mensual judío) de la liberación de Jerusalén en Junio 4, 1967. El regreso y reconquista de Jerusalén por el pueblo judío fue profetizado por Yeshua en Lucas 21:24 (Ver Zacarías 12:6)

Desafortunadamente aquellos que profesan el Jihad islámico y el secularismo secular ven a este evento no como una liberación, sino invasión. El asunto de quien tiene la propiedad de Jerusalén se ha convertido en el tema mas controversial en política internacional. El hecho de que este asunto llegue a ser el centro del conflicto también fue profetizado en Zacarías 12:2-3.

Tanto como judíos, cristianos y musulmanes ven a Abraham como el padre de su fe. El relato bíblico comienza en Génesis 12:1 con el momento en que Dios se presenta a Abraham y le pide irse a un lugar que el no conocía. Ese lugar, en efecto, era Jerusalén, también conocida como el Monte Moriah. Fue ahí donde Abraham fue instruido a sacrificar a Isaac (Génesis 22).

El comentario rabinico de Génesis 12:1 dice que “todos los viajes de Abraham fueron dirigidos hacia Jerusalén.” En contraste, es creencia islámica que Abraham no ofreció a Isaac sino a Ismael. Jerusalén (o Sión) es mencionada en la Biblia 800 veces. No fue mencionada ni una vez en el Corán. Los musulmanes ven a la Mecca como su “Ciudad Santa”, y cuando los musulmanes oran en el este de Jerusalén, voltean sus espaldas y sus pies hacia el Monte del Templo judío para así arrodillarse hacia la Mecca.

La ciudad de Jerusalén es vista por los profetas como el centro político y religioso del Reino Mesiánico (Isaías 2:1-4; Miqueas 4:1-8). Fue la capital de David, del reino de Salomón y la ubicación del Templo sacerdotal. En el Apocalipsis de Juan, Jerusalén es retratada como el lugar en donde el cielo y la tierra se juntan y el Jardín del Edén es restaurado (Apocalipsis 21:2, 10;22:2).

En la tradición cristiana, los aspectos celestiales de Jerusalén tiene mas énfasis, mientras que la tradición judía se enfoca en la ubicación geográfica. A continuación se enlistan algunos ejemplos de la centralidad de Jerusalén en la cultura judía (Begun Machon Meir):

  1. En el libro judío de oraciones, la lista diaria de 18 oración incluye la restauración de Jerusal én como la capital de David.
  2. En la cena Pascua (seder) es incluida con el deseo de juntarnos “el próximo año en Jerusalén”.
  3. Cada boda judía concluye con el rompimiento de un vaso de vidrio y la proclamación, "Si me olvidare de ti, OH Jerusaln, pierda mi diestra su destreza. Mi lengua se pegue a mi paladar, si de ti no me acordare; si no enalteciere a Jerusaln como preferente asunto a mi alegra." Salmo 137:5-6
  4. En la bendición diaria después de los alimentos, los judíos religiosos oran por la restauración de Jerusalén.
  5. Alrededor del mundo, las sinagogas judías son construidas hacia el Arca del Pacto y en la oración con dirección hacia Jerusalén.

En el las Escrituras del Nuevo Pacto, Jerusalén tiene un lugar aun mas prominente que en el Antiguo pacto. Las profecías acerca de Yeshua son dadas en el Templo de Jerusalén (Lucas 1:10-11, 2:25; 2:36). Yeshua es circuncidado en Jerusalén (Lucas 2:21). El fue crucificado en Jerusalén y resucito de la muerte ahí. Desde Jerusalén se levanto al cielo y ahí El promete regresar (Hechos 1:10-11).

En Jerusalén el Espíritu Santo fue derramado en los primeros discípulos (Hechos 2:1-4), y desde ahí fue inaugurado su misión de evangelizar al mundo entero (Hechos 1:8). El consejo de apóstoles en Jerusalén fue visto como el centro de la autoridad espiritual de las primeras iglesias alrededor del mundo (Hechos 15:6, 22, 30).

La importancia de Jerusalén en el Nuevo Pacto no solamente tiene que ver con lo que paso hace 2,000 años, sino también tiene un lugar especial en la futuras profecías y la venida del Mesías. Desde Jerusalén se esparcirá un avivamiento que cubrirá el mundo (Hechos 2:17). Desde Jerusalén el movimiento mesiánico de los últimos tiempos gritara "Bendito el que viene en el Nombre del Seor" Matt 23:29 y así invitar la venida de Yeshua una vez mas.

El hecho de que Yeshua regresara a Jerusalén y que El hizo que el avivamiento mesiánico en Jerusalén fuera una condición para su venida le da gran importancia a esta ciudad mucho mas haya de lo que paso con el reino de David, lo que paso en los evangelios y lo que paso con la iglesia primitiva. El plan de Dios para la raza humana culminara en Jerusalén.

Por esta razón, Jerusalén es objeto de tal controversia el día de hoy, políticamente y espiritualmente. Todas las profecías de los últimos tiempos hablan de un periodo de tribulación que culminaran en una gran guerra en donde todas las naciones se levantaran en contra de Jerusalén para atacarla (Zacarías 12:1). En ese momento Yeshua regresara. Sus pies tocaran el Monte de los Olivos (Zacarías 14:4). El destruirá a todas las naciones que vengan contra Jerusalén (Zacarías 12:2,9, 14:3, 12), y establecerá el reino de paz y prosperidad (Isaías 2:4, Miqueas 4:4-6, Joel 3:17-18, Zacarías 14:14).

La batalla por Jerusalén no es primordialmente por la ciudad. Jerusalén representa la capital del Reino de Yeshua, Su autoridad en la tierra. La controversia tiene que ver con el derecho que Dios tiene de determinar quien dirigirá el gobierno del planeta y como es que ese gobierno va funcionara. "Los reyes de la tierra se rebelaran; los gobernantes se confabulan contra el Seor y contra su ungido" Salmos 2:2 NVI

Dios ha escogido a un hombre (Jesús) y un lugar (Jerusalén). El rechazo de uno de ellos o los dos, es eventualmente un rechazo a la autoridad de Dios. El señorío de Jesús y la localización en Jerusalén son puntos de confrontación entre la autoridad de Dios y la rebelión de ser humano. “He establecido a mi rey sobre Sión, mi santo monte” Salmo 2:6.  Es de Dios el derecho de quien y como quiere gobernar (Salmo 132:13,17).

Te invito esta semana a unirte a nosotros en el “Día de Jerusalén” y a que “Pidamos por la paz de Jerusalén:  que vivan en paz los que te aman.” Salmo 122:6


De nuevo a los artículos de 2010

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.