logo


Los Tres Misterios De Efesios
5 de agosto de 2008 por Asher Intrater

El libro de Efesios habla de tres misterios espirituales profundos. Los tres se basen en el simbolismo del matrimonio entre Adán y Eva donde los dos se hacen uno. Los tres misterios se encuentran en los capítulos 1, 2 y 5. (Vamos a discutirlos en orden revés).

Efesios 5:31 y 32
Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Grande es este misterio; mas yo digo esto respeto de Cristo y de la iglesia.

I. El primer misterio es la intimidad nupcial con el Mesías. En el espíritu nos hacemos uno con Yeshua (Jesús) al igual que un esposo y su esposa se hace uno en cuerpo. La oportunidad de los seres humanos hacerse uno con Dios, unidos con Él por medio del Mesías, es asombrante. El Nuevo Testamento es un pacto matrimonial entre nosotros y Dios.

Dios hizo el hombre en su imagen y dijo que no es bueno para él estar solo. En muchas maneras, Dios está hablando de si mismo. Él nos creó para tener compañerismo con Él. Como un hombre y una mujer pueden tener intimidad solo por su matrimonio, así nosotros podemos tener intimidad con Dios solo por el pacto de fé por medio de Yeshua.

La comunidad internacional de fé – La ecclesia, la kehila, la Iglesia, la comunidad mayor de Israel – fue creado ser la novia del Mesías. Somos suyos y Él es nuestro. La intimidad nupcial descrita en el libro de Cantar de Cantares se cumple en nosotros por nuestra unión con Dios en Yeshua.

II  El segundo misterio es la asociación entre judío y gentiles por el evangelio.

Efesios 3:3 y 6
Que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente…que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y coparticipes de la promesa en Cristo Jesús…

Desde Abraham a la destrucción del Templo en 70 d.C., Dios dedicó 2000 años en poner las fundaciones del pacto del reino en la nación de Israel.  Desde el tiempo de Yeshua al presente, Dios ha dedicado 2000 años en divulgar las buenas nuevas del reino a todas las naciones del mundo.

Ahora, desde el tiempo de la liberación de Jerusalén en 1967 (Lucas 21:24), Dios está trayendo Israel y la Iglesia en una asociación y cooperación de su reino. La cruz no solo nos reconcilia con Dios sino nos reconcilia unos con los otros: blanco y negro, hombre y mujer, judío y gentil. Una de las expresiones más preciosas de nuestra fé en Israel es la unidad y amor entre los creyentes mesiánicos judíos y los árabes cristianos palestinos.

El plan de Dios de crear Israel, después la iglesia, y luego juntarlos se compara con la creación de Adán, después a Eva, y el juntarlos. Y el misterio de la relación entre Israel y la Iglesia se compara al misterio de la intimidad nupcial con el Mesías.

III. El tercer misterio es la restoración del Cielo y la Tierra en Yeshua el Mesías.

Efesios 1:9 y 10
Dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en si mismo, de unir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en el cielos, como las que están en la tierra.

Fíjense otra ve que el misterio se trata de traernos juntos en uno, dos cosas que son diferentes en su naturaleza. Dios creó ambos los cielos y la tierra. Eran “buenos.” Cuando fue creado el hombre, fue “Muy bueno.” El pecado del hombre y la rebelión de Satanás ruinaron la creación. Por Yeshua, las influencias del pecado y Satanás fueron quitados, y los cielos y la tierra serán restaurados.

En Yeshua, los cielos y la tierra serán más que “muy buenos,” serán excelentes, aún perfectos. El plan mayor del reino de Dios no es que seamos transmigrado a una “nirvana” espiritual como espíritus desincorporados, sino ser levantados de los muertos con cuerpos resucitados en creaciones nuevos y restaurados.

[Tenemos vistazo de nuestros cuerpos resucitados en la apariencia de Yeshua en su cuerpo renovado después de su resurrección; al igual en Su estado glorificado en el Monte de transfiguración. La nueva creación será igual que la restauración  y renovación del mundo natural como sea la resurrección  al cuerpo físico.]

Habrá armonía entre el cielo y la tierra (Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra – Mateo 6:10). Los últimos dos capítulos del libro del Apocalipsis describe una restauración de los primeros dos capítulos de Génesis.

Todos estos tres grandes misterios se hallan en la persona de Yeshua mismo. Tenemos unión nupcial con Dios porque Yeshua es ambos Dios y hombre. Tenemos unidad entre judío y gentil, porque Yeshua es ambos encabezamiento de la Iglesia y rey de Israel. Tenemos unidad entre el cielo y la tierra porque Yeshua es ambos Dios e hijo de Adán.

Nota: Un punto de vista hebreo mundial tomarían estos tres misterios en el orden de 1, 3, 5: primero un entendimiento del cielo y la tierra, después  un entendimiento del judío y gentil, después un entendimiento de nuestro unión con Dios. Un punto de visto mundial del griego comenzaría con la unión divina, después la unidad del judío y el gentil, y terminar con la restauración del cielo y la tierra. En ambos casos, la asociación judío-gentil, es un puente al tercer misterio. Como la Biblia se escribe en ambos el hebreo y el griego, ambos vistas mundiales se aceptan igualmente ante Dios.


De nuevo a los artículos de 2008

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.