logo


Cabeza de la Iglesia y Rey de Israel
©por Asher Intrater 6 de abril de 2008

Yeshua (Jesús) es tanto la cabeza de la iglesia internacional como es rey de la nación de Israel. No es esquizofrénico. Estos dos papeles eventualmente se sumergirán en uno. Es difícil pensar en Yeshua en ambos papeles. (-es tan difícil como pensar en Ehud Olmert con el Papa, o Benedictus como el primer ministro de Israel).

Sin embargo, Yeshua es ambos, y el misterio del reino de Dios se desarrolla desde esta posición doble. Él tiene un papel doble, es ambos el hijo de Dios y el hijo de David.

Romanos 1:2-4
… que él había prometido antes por sus profetas en las santas escrituras, acerca de su Hijo, nuestros Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos.

Es la perfecta combinación de ser divino tanto como humano en que encontramos salvación y destino. Por un lado Él es Dios; y por el otro Él es judío. Por lo menos parte de esta oración se ofende a la mayoría de la gente. Pero la naturaleza doble de Yeshua es esencial ambos al evangelio tanto como al reino.

El título “Cristo” refleja mejor la divinidad; mientras “Mesías” refleja más la naturaleza davídica.  En los evangelios, Yeshua se ve más como rey de Israel; en las epístolas, se ve más como la cabeza de la iglesia. En la naturaleza doble de Yeshua, también encontramos la asociación misteriosa y la unidad entre Israel y la iglesia.

Efesios 2:14 y 15 y 3:3 al6

Porque Él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno…para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre...Y que por revelación me fue declarado el misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres… que los gentiles son coherederos  y miembros  del mismo cuerpo.

Fíjense de que el misterio de la reconciliación de Israel y de la Iglesia es EN ÉL. No es solo reconciliación entre nosotros. La reconciliación de Israel y Iglesia se encuentra primero en nuestro ser reconciliado con los dos naturalezas dentro de Él. Es la unidad de su propio personalidad que nos da la unidad uno con el otro.

Necesitamos recibir la revelación que Yeshua es cabeza de la Iglesia.

Efesios 1:19 al 23
Y cual supereminente grandeza de su poder para con nosotros  que creemos, según la operación de su poder de su fuerza la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestro en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío y sobre todo nombre que se nombra, no solo en este siglo, sino también en el venidero; y sometió todas las cosas bajo sus pies y le dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

Primero necesitamos una revelación que Yeshua es vivo y bien, obrando y despierto, haciendo su trabajo a la mano derecho del Padre. 
Segundamente, necesitamos ver que Él reina sobre todos los gobiernos y autoridades del mundo.
Por tercero, Su reino sobre la tierra se extiende por un grupo de personas intermediarios; aquel red invisible de todos los verdaderos creyentes por todo el mundo, nacidos de nuevo, llenos del espíritu.

Yeshua sirve de cabeza sobre este grupo, cabeza de la Iglesia. La Iglesia debe de ser el agente de Su autoridad espiritual en la tierra. Se supone que estamos el cuerpo intermediario por el cual Yeshua reino el mundo.

Hasta que ves a Yeshua como cabeza de la Iglesia, nunca podrás ver la Iglesia como el cuerpo reinante sobre el mundo. Somos los mediadores de la autoridad de Yeshua del cielo a la tierra.

Por el otro lado, Yeshua es el rey de Israel.

Juan 19:19 al 22
Escribió también Piloto un título, que uso sobre la cruz, el cual decía: JÉSUS NAZARENO, REY DE LOS JUDÍOS. Y muchos de los judíos leyeron este título; porque el lugar donde Jesús fue crucificado estaba cerca de la ciudad, y el título estaba escrito en hebreo, en griego y en latín. Dijeron a Pilato los principales sacerdotes de los judíos: No escribas: Rey de los judíos; sino, que él dijo: Soy Rey de los judíos. Respondió Pilato: Lo que he escrito, he escrito.

Dios prometió autoridad sobre los gobiernos  de este mundial Rey David, y de que el hijo de David sería el Mesías. (II Samuel 7:12 al 16; Salmo 89:19 al 29, Mateo 1:2 al 12; Lucas 1: 31 al 33).

Hasta que veamos a Yeshua como rey de Israel, jamás podremos comprender el destino y autoridad de Israel. El gobierno de Israel eventualmente tomará el mundo y será el instrumento del reino de Dios sobre la tierra en el reino milenio.

Suena como contradicción. ¿Quién reinará – o Israel o la Iglesia? La respuesta es ambos. Según Romanos 11, todos los ramos de la cristiandad serán injertados con Israel, y así será parte de Israel. Por el otro lado, “Todo Israel será salvo” de manera que Israel será parte de la Iglesia.

Los judíos son los hijos de Israel, mientras la Iglesia es la “casa” mayor de Israel (Ezequiel 37:16). La Iglesia será parte del estado de Israel (Efesios 2:12). En aquel tiempo Su Reino no se dividirá en Israel y la Iglesia, sino el reino será uno y Su Nombre uno (Ezequiel 37:22).

Zacarías 14:9
Y Jehová será rey sobretodo la tierra. En aquel día Jehová será uno, y uno su nombre.

Los cristianos no saben que en las sinagogas judíos, tres veces al día, cada servio acaba con este verso en la oración “Aleinu.” Los judíos no saben que este verso se refiere a la nación de Israel y la Iglesia Internacional haciéndose uno el en reino de Yeshua.


Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados

De nuevo a los artículos de 2008

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.