logo


El PODER DEL PACTO
©por Asher Intrator Agosto 2007

Uno de los milagros poderosos en la Biblia ocurrió cuando Dios paró el sol por la oración de Josué (Josué 10:13). Uno de los hombres más rectos en la Biblia fue Moisés lo cual alcanzó el nivel de santidad personal más alto (Deuteronomio 34:10; Hebreos 3:5).

El milagro de Josué se hizo en repuesto de la demanda del pacto de los Gabonitas. Eran uno de las tribus cananitas que Dios había mandado que destruyesen. Los Gabonitas hicieron un pacto con la gente de Israel por medio de decepcionar a Josué y a los ancianos. Eran los términos peores bajo los cuales hacer un pacto. No obstante, el milagro más poderoso de la historia se hizo a causa de este pacto.
 
Un día, Dios trató de matar a Moisés porque este se le había olvidado circuncidar a su propio hijo (Éxodo 4:24). Moisés se le había olvidado asegurar el pacto con Dios. Aquí  vemos que el hombre más recto de la humanidad, según la ley, iba en la misión divina a dirigir uno de los sucesos más grandes de la historia bíblica, y Dios estaba a punto de matarlo.

¿De que asunto hablamos aquí? El poder del pacto. El pacto  más deshonrado de la historia abre camino al milagro más grande; mientras el hombre más honrado de l historia está condenado a muerte cuando se lo olvida el pacto.

Tenemos nosotros un pacto eterno con Dios por fé por Yeshua (Jesús), el mesías. No se base en la rectitud de nosotros, sino en la de Él. Nos apoyamos en el Pacto. Confiamos en el pacto. ¡Somos personas del pacto!

Colaborando con Dios

El pacto toca el propio propósito de la creación. Dios es amor (I Juan 4). El amor demanda relación. El pacto es el medio de asegurar dicha relación. Un pacto es el compromiso a una relación de duración a largo plaza. Es una declaración de confianza en dicha relación. Es una descripción de los términos en una relación.

Cuando dos personas se entablan en un negocio, necesitan un contrato (o un pacto) para definir la asociación. Nuestro pacto con Dios es un contrato de asociación. él nos da todo lo que tiene en cambio de todo que tenemos nosotros (Juan 17:10). El nuevo Testamento (o Pacto), no solo nos da el perdón de pecados, nos hace socios totales con Dios y codueños de todo que pertenece a él (Romanos 17,32).

Como el propósito de Dios en la creación fue tener una relación personal con Él, Él hace todo en cooperación con nosotros. Cualquiera cosas fuera de pacto con nosotros no vale el tiempo de que Dios se mete.

Dios no hace nada en la tierra sin compartir su plan con sus profetas (Amos 3:7) y los de su pacto (Génesis 18:17. Los milagros se hacen por medio de los creyentes confiando en su relación  de contrato con Dios, Dios no interviene con milagros en la tierra sin la cooperación fiel de Su gente.

Una relación es un camino de dos idas. Confiamos en la persona con la cual hemos entrado en relación, y tratamos de ser dignos de la confianza con ellos. Tenemos fé en nuestro pacto con dios y tratamos de ser fiel a Él. La fé  funciona por medio de la colaboración entre Dios y el hombre.

Una mujer no puede tener un hijo sin el hombre y el hombre no puede tener un hijo sin la mujer. Los dos son necesarios. Se unen por medio del pacto del matrimonio. De manera similar, tenemos un pacto con Dios que une a nosotros con Él.

Respetando el Pacto de Dios con los demás

Dios tiene una relación personal de amor con Yeshua antes de la fundación del mundo (Juan 17:23 y 24). Él nos invita a nosotros los seres humanos a entrar en el mismo círculo de amor. Nuestro compañerismo es con Él y con los unos con los otros (I Juan 1:3).

Si soy fiel contigo y ya tienes un pacto con otra persona, entonces tengo que ser fiel a la otra persona también. Dios cortó un pacto con Abraham. Abraham tenía un pacto con Sara por medio del matrimonio. Así, Dios tuvo que respetar el pacto con Abraham y con Sara, también.

Dios le dio los derechos de pacto del primogénito a Isaac en lugar de Isaac por que Dios tuvo que respetar el pacto de Abraham con Sara. Si a Agar o a Ismael o cualquiera persona quiere tener una relación con Dios, bien puede tenerlo con fé.

Dios respetó el pacto matrimonial con Lea como su primer esposa de Jacobo a pesar de que este amó más a Raquel, y a pesar de que el matrimonio con Lea se hizo a través del engaño de Laban, el padre de las dos mujeres. Con el tiempo, será nacido el Mesías de Judah, uno de los hijos de Lea, no de Raquel.

Como Yeshua es el Rey de Israel, la nación de Israel tiene un pacto con Él. Como Yeshua es la Cabeza de la Iglesia, la Iglesia internacional  también tiene pacto con Él. Por que ambos Israel y la Iglesia tienen pacto con Yeshua, tienen además un pacto uno con el otro. Hay una asociación contractual entre Israel y la Iglesia, a pesar de que permanece como misterio a la mayoría (Efeso 3:6). 

Existen varios tipos de pactos relacionales:

  1. un Nuevo Testamento con Dios por fé.
  2. un hombre con una mujer por el matrimonio.
  3. una congregación por su membresía.
  4. personas de cada nación con sus ciudadanos.
  5. en el empleo por medio del contra
Un pacto no es la meta; la relación personal es la meta. El pacto es el medio para cumplir la meta. El pacto contiene las palabras de las cuales se base nuestra fé. Es el marco de nuestra relación de amor con Dios (Óseas 2:19 y 20).

De nuevo a los artículos de 2007

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.