logo


Acerca del Escoger a los Discípulos
©por Asher Intrator 15 de Julio de 2007

Yeshua (Jesús) oró toda la noche para escoger a los discípulos (Lucas 6:12). ¿Cuáles son las calidades que buscaba? Aprendemos la respuesta por medio de los tres ejemplos siguientes:

       Marcos 1 – Yeshua pide a los hermanos Zebedeo  hacer sus discípulos y ellos aceptan.
       Marcos 5 – El hombre librado de demonios en los gadareos pide a Jesús hacer sus discípulos y este le envía a su casa.
       Marcos 10 – Yeshua pidió al joven gobernante rico hacer su discípulo y este le rehusó.

¿Qué es que vió Yeshua en los hermanos Zebedeo que no vió en el hombre gadareo? ¿Por qué envió Yeshua al gadareo a su casa? ¿Por qué no quiso aceptar la oferta de Yeshua el joven gobernante rico?

En tratar de usar el ejemplo de Yeshua en levantar a discípulos, me hago la pregunta siguiente: ¿Eran los discípulos de Jesús sus estudiantes, su personal de administración, o sus internos de ministerio? La respuesta es que eran las tres cosas. Es necesario tener una combinación de los asuntos espirituales con los prácticos, el carisma con el carácter. 

Las calidades que Yeshua vio en los Zebedeo eran los siguientes:

   1. La Ética del Trabajo -  El vio que estaban dispuestos a trabajar (la diligencia). 
       Muchos jóvenes quieren formar parte del ministerio, pero no quieren hacer el trabajo
       duro que la acompaña.

   2. La Cooperación del Equipo -  Los pescadores trabajaban juntos como hermanos y
       amigos (la cooperación). Si uno es extremadamente dotada con los dones y la unción,
        pero no puede trabajar como parte del equipo, no esta listo para ser parte del
       personal administrativo.

   3. Bajo Autoridad – Ellos trabajaban bajo la autoridad del Sr. Zebedeo (la sumisión).
       Mientras todos los hermanos y las hermanas somos iguales delante de Dios,  si    
        vamos  a trabajar juntos, hay que ver una estructura organizacional. El rehusar
       someterse bajo la autoridad básicamente descalifica a uno del equipo.

   4. Sobre Autoridad – Habían otros empleados en este negocio de pescaría. Tenían que
        saber como entregarles tareas y encargarse de su trabajo (la delegación). Esto
        requiere de una combinación de las tres calidades anteriormente mencionadas.

   5. Una Actitud Constructiva -   Los hombres estaban reparando y limpiando sus redes
       (la servidumbre). Muchos problemas surgen  en el ministerio. Los miembros del
       equipo deben de  tener una mentalidad de “resolver problemas”  y estar dispuestos a
       arreglarlos, no solo quejar.

Aquí no hablamos de un discípulo en el sentido común de ser “salvo”, sino de un discípulo que sirve en un equipo ministerial. Las mismas reglas pueden ser aplicadas en buscar emplear a una persona en un negocio.

Uno de los elementos claves de los hermanos Zebedeo fue su relación con la familia. Trabajaban con parientes y aun con su padre. Parte de cumplir el destino de uno en el Señor es ser sanado por adentro de las heridas causados en relaciones previas. No quiere decir que uno tiene que trabajar con su papá, pero debe de poseer un nivel básico de poder perdonar y de saneamiento interno de su pasado.

El hombre gadareo fue, en muchas maneras,  más “espiritual” que los pescadores galileos. Él  tenía celos. Tenía un testimonio milagroso. Inmediatamente fue y predicó en diez ciudades.

Yeshua lo envió a su casa no para descalificarlo, sino, para desarrollarlo. Si él hubiera sometido al proceso, bien pudo haber sido uno de los líderes grandes del avivamiento del primer siglo y de la comunidad de fé en el libro de los Hechos de los Apóstoles.

Muchas veces las personas con un llamamiento grande sobre sus vidas no pueden refrenar el ministerio de afuera lo que es necesario para tratar con el saneamiento interno y los asuntos del carácter. Van adelante, pasando de un proyecto del ministerio al otro, pero a fin de cuentas, llevan menos frutos que si estuvieron dispuestos a pasar por los propios preparativos.

Nosotros, como líderes,  debemos tener un deseo ardiente de equipar y soltar a la generación joven a su llamamiento y ministerio. No debemos refrenarlos. Al mismo tiempo, debemos buscar a los que tiene la paciencia e integridad a ser transformados de la etapa gadareo a la etapa Zebedeo.

Yeshua no vio estas calidades del carácter en el joven gobernante rico. Aquí el problema era el  contrario. Porque tenía éxito en esta vida, no estaba dispuesto hacer los sacrificios necesarios en seguir a Yeshua. Muchos hoy en día están aplazando su dedicación al Señor por asuntos básicos tales como querer un estilo de vida confortable, las posesiones materiales, la reputación y el recreo.

Sin duda, el “éxito” del joven gobernante rico parece ser más que del pescador galileo. Pero Dios mide el “éxito no por lo que tenemos (Lucas 12:15) sino por lo que somos (Lucas 21:4). Algunos piensan que este hombre joven si se arrepintió después y vendió sus posesiones para ponerlas al pie de los apóstoles (Hechos 4:36).

Que no seamos tan “súper espirituales” como el hombre gadareno que no estamos dispuestos a pasar por las etapas necesarios del desarrollo personal. Que no seamos tan dispuestos al éxito como el joven gobernante rico, que fallamos en la dedicación de sacrificios que es necesario para ser un discípulo verdadero. Vamos a ser como los discípulos de Yeshua, quienes fueron llamados de ser pescadores a pescadores de hombres.


 

Favor de orar por la continuación del ministerio en Israel de evangelismo a los indígenas, el plantar congregaciones mesiánicos, el centro de discipulado, de la vigilias proféticas de alabanzas y oraciones en el hebreo, y la ayuda financiera a los necesitados.